la hierba y sus cuidados

un césped bien mantenido Césped, pasto, hierba, grama. Todas estas palabras se refieren a lo mismo: aquella capa verde y mullida que tapiza los jardines, y que da tan buen aspecto, invitándonos al juego o al descanso. Es posible sembrarlo de semilla, de brotes o aplicando rollos de grama directamente al la tierra. En los 2 primeros casos, habrá que esperar un período de 10-15 días para poder pisar sobre la superficie plantada.

De las muchas clases de grama existentes, debe seleccionar los tipos que se adapten a nuestro clima y condiciones físicas de terreno. Antes de sembrar, debemos preparar el terreno, desyerbándolo y limpiándolo, removiendo la tierra y mezclándola con fertilizante o tierra negra. Luego que hayamos removido la tierra lo suficiente para eliminar terrones, deberemos alinear o nivelar el terreno según nuestro interés: plano o en declive.

Cuando la inclinación del terreno sea muy pronunciada, es aconsejable dividirlo en paños escalonados que pueden separarse con piedra o leños de árboles. De no hacerlo, el agua de riego correrá hacia la parte más inferior, formando lagunas y llevándose los elementos nutritivos de la tierra al deslizarse hacia abajo.

Debido a que la grama está en constante crecimiento (aunque no pareciera pues nuestro trabajo como jardineros es tenerlo siempre bellamente recortado) necesita una provisión generosa de fertilizantes para que siempre luzca verde y abundante. Debemos escoger un fertilizante que contenga herbicida y algún producto contra el musgo. Lea y siga cuidadosamente las instrucciones del envase, para tener el mejor éxito.

regando el césped No sea mezquino al regar: moje abundantemente. Al acabar la época de mayores calores, utilice un fertilizante rico en nitrógeno. Antes de la época de las lluvias, proporcione al pasto un fertilizante de nitrógeno, fosfato, hierro y potasio.

Actúe de inmediato contra las malas hierbas, ya sea arrancándolas a mano o usando un herbicida químico.

Algunos jardines en Curaçao tienen árboles frutales, y éstos muchas veces llaman ratas. Si observa estos detestables enemigos de nuestra salud, coloque trampas a la entrada de los agujeros que estos roedores construyen en el suelo. Si esto pudiera ser peligroso por la presencia de niños o perros, compre bloques azules (se venden en cualquier toko) y clávelos en la corteza de los árboles frutales que frecuentan las ratas. Estos bloques contienen una sustancia anticoagulante que hará desangrar a los roedores cuando sufran alguna herida en sus constantes peleas y escaramuzas.

Un problema que a veces surge con el pasto es que se compacta mucho, y por lo tanto no "respira" adecuadamente. Al poco tiempo surgirá musgo, y el pasto perderá su lozanía y apariencia. Este problema aparece en secciones del jardín con mucho tránsito. Se aconseja podarlo, abonarlo y "airearlo". Esto último se logra con el uso de un trinche de 3 o 4 puntas el cual iremos clavando a lo largo del área necesitada. A través de las perforaciones, la tierra respirará mejor y el césped se descompactará.

¿Preguntas? ¿dudas? ¿sugerencias?… contáctenos.

floresflores

su banner aquÍ

Aquí encontrará enlaces a algunos de nuestros mejores proveedores, para los cuales será un placer servirle. A su servicio A su servicio

¿preguntas?

Solo negocios serios y de excelente servicio podrán anunciar aquí. Si desea incluir al suyo o tiene preguntas, contáctenos.

Conforme a estándares XHTML 1.0 Strict y CSS
Sitio web diseñado para IE9 y Firefox 8.0+